El manejo de las personas mayores, entender sus dolencias y sus necesidades puede llegar a ser muy complejo. «No todo se soluciona con una pastilla, ni el envejecimiento», señala Juan Carlos Durán, doctor especialista en Geriatría del hospital San Juan Grande de Jerez y presidente del comité organizador del 40 Congreso de la Sociedad Andaluza de Geriatría y Gerontología, que se celebrará en la ciudad el 25 y 26 de octubre.

«Hay que saber afrontar el envejecimiento» e ir tratándolo, detectar los problemas «cuanto antes» y tomar medidas acordes. Unas acciones que pueden ser de tipo fisioterapéutico o psicológico. «No todo es la medicina, hay que buscar también otros recursos», indica el doctor Durán a Jerez Actualidad.

Este congreso, que reunirá a numerosos profesionales de la Salud que atienden a las personas mayores durante dos días, será «muy multidisciplinar», ya que no solo hay médicos sino también fisioterapeutas, terapeutas ocupacionales, trabajadores sociales, enfermeros, que abordarán juntos la complejidad del anciano y la búsqueda de soluciones a sus problemas. «La atención al mayor hay que hacerla en equipo», añade.

La parte central de este 40 Congreso estará en las conferencias y ponencias dirigidas a los profesionales de la Salud, abordando los temas relativos al envejecimiento desde diferentes puntos. Uno de ellos será la perspectiva social, ya que la manera en que se presentan los problemas de salud de estas personas mayores «es complejo», a veces aparecen «de forma social», como se da en situaciones de soledad o cuando no quieren salir de su casa y «son los hijos y la familia la que entiende que es muy difícil mantenerse en esas condiciones en casa», explica Durán. Esto genera «muchos debates éticos y también legales», asegura a este medio.

¿Hasta cuándo pueden estar solos estas personas mayores? ¿Se pueden ingresar en residencias si se niegan? Para responder a estos interrogantes, acudirán al congreso personas expertas en legislación, pero también se abordará la actual Ley de Dependencia, sus aristas y su aplicación en casos reales y cuando entra en juego la parte física que impide el completo desarrollo de las personas mayores.

El congreso abordará también los problemas de memoria y dará pautas para saber diferenciar si esos «fallos de memoria» son debidos a la demencia senil, el alzheimer o la depresión. «A veces esto último se nos enmascara y nos hace muy difícil de diagnosticar y de distinguir un problema de demencia de uno de afecto», señala Durán. Varias mesas formadas por psicólogos, neurólogos y geriatras tratará de arrojar luz a este asunto el sábado 26.

Además de estas ponencias, el viernes 25 se celebrará por la mañana un taller de envejecimiento activo y políticas saludables en el que participarán personas mayores de asociaciones de Jerez y el Consejo Local de Mayores del Ayuntamiento de Jerez. «Pensábamos que no era bueno tener un programa de geriatría sin personas mayores», resalta. Esta sesión estará coordinada por Lucía González, doctora en Ciencias Sociales; Fátima Villar, trabajadora social y secretaria del Comité Organizador del Congreso; y Rocío Romero, jefa de Unidad de Promoción del Mayor del Ayuntamiento. «Es importante que sean ellos los que nos trasladen sus inquietudes», ha añadido Fátima Villa durante la presentación en rueda de prensa del Congreso.

La novedad en esta 40 edición es la creación de un curso de formación geriátrica de tres días de duración dirigido fundamentalmente a estudiantes de Salud y donde se darán los matices más importantes de la geriatría. «Con el envejecimiento que está teniendo la población, los profesionales de la salud tienen que estar muy bien formados en el manejo de todas estas cuestiones», defiende Juan Carlos Durán.

El 40 Congreso de la Sociedad Andaluza de Geriatría y Gerontología se inaugurará el viernes 25 y cuenta con la figura del Rey Felipe VI como presidente de honor del evento.