Agentes de la Policía Nacional y de la Policía Local actuaron sobre las 17:45 horas del pasado jueves 17 de octubre en la céntrica Plaza del Arenal de Jerez procediendo a la protección efectiva del vendedor de un puesto de alimentos y de otros trabajadores de la zona que trataban de auxiliarlo de dos individuos jóvenes de origen magrebí que los estaban agrediendo de forma intensa después de que el primero se resistiera a que le robaran parte de su mercancía.

Los hechos se habían desencadenado minutos antes cuando ambos individuos comenzaron a mostrar una actitud desafiante y agresiva contra las personas que caminaban a esa hora por la céntrica plaza, se acercaban a las personas y las insultaban y ofendían a escasos centímetros de su rostro, especial agresividad mostraban contra las mujeres jóvenes con las que se cruzaban lo que provocó los primeros incidentes con los vecinos y comerciantes de la zona que llamaron al 091 y al 092 solicitando ayuda policial.

Acto seguido los dos individuos se dirigieron hacia el cercano y tradicional puesto de venta de castañas en la esquina de Plaza del Arenal con calle Corredera y, con actitud chulesca e intimidatoria, trataron de arrebatarle parte de su mercancía sin pagar por la misma, cuando el vendedor se negó a sus amenazas estos comenzaron a golpearle armados con un palo de madera y un objeto metálico contundente así como propinándole numerosas patadas y puñetazos por todo el cuerpo.

Varios viandantes y trabajadores de la zona trataron de auxiliar al vendedor, entre ellas una trabajadora de una tienda cercana que también fue golpeada por los mismos cayendo en reiteradas ocasiones al suelo y resultando lesionada, en esos momentos llegaron los agentes al lugar, apenas tres minutos después de la primera llamada al 091.

Los detenidos trataron de agredir a los policías que acudieron al lugar

A la llegada de los agentes estos tuvieron que interponerse entre los detenidos y el agredido así como defenderse de las violentas acometidas que ambos individuos volcaron contra ellos, teniendo que ser ambos reducidos utilizando la mínima fuerza imprescindible para ser trasladados a la Comisaría de Jerez en condición de detenidos como presuntos autores de los delitos de robo con violencia, lesiones, amenazas y atentado contra agentes de la autoridad, los detenidos causaron lesiones a uno de los agentes de la Policía Nacional al que llegaron a morder en una de sus extremidades.

Ambos detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial en la mañana del pasado viernes 18 de octubre ordenando prisión inmediata comunicada y sin fianza para el individuo más agresivo, siendo dictada para el segundo medidas cautelares entre las cuales figuraba prohibición de comunicación y acercamiento de 200 metros a la persona del vendedor agredido.

Sobre las 18:00 horas del mismo viernes 18 de octubre el segundo agresor volvió a acercarse al puesto de castañas y amenazó de muerte al vendedor haciéndole el gesto de cortarle el cuello, el afectado llamó de inmediato al 091, un radio patrulla de la Policía Nacional que se encontraba apenas a 200 metros del lugar interceptó al individuo en la misma plaza, procediendo a su detención como presunto responsable de delitos de quebrantamiento de orden judicial y amenazas, siendo trasladado de la Comisaría de Jerez ingresando de nuevo en calabozos hasta que fue puesto a disposición del Juez de Instrucción de Guardia en la mañana del sábado 19 de octubre cuyo titular dictó el inmediato ingreso en prisión comunicada y sin fianza a la espera de juicio.

La intervención fue realizada por agentes integrantes del Grupo de Atención al Ciudadano GAC (radio patrullas) integrantes de la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Comisaría de la Policía Nacional de Jerez junto con agentes del Cuerpo de Policía Local de Jerez de la Frontera (Cádiz).