La Fundación Albor Cádiz ha culminado su inversión este verano para la adaptación y dotación desu Campus de FP, en total más de un millón de euros invertidos en renovar las instalaciones y mejorar el equipamiento de su sede en la antigua Facultad de Derecho de Jerez, como parte de su proyecto de puesta en marcha del primer Campus de Formación Profesional de Andalucía.

El centro se consolida como el mayor Instituto de FP privada de la provincia de Cádiz, que imparte en Jerez un total de siete ciclos de Formación Profesional de Grado Medio y Superior en la rama sanitaria y sociocultural a más de 600 alumnos. Las obras acometidas han mejorado las instalaciones con un nuevo auditorio, patios con jardines internos y nuevos espacios docentes. Además, ha adquirido nueva tecnología y maquinaria de última generación para las aulas y talleres, entre la que se cuenta un sistema de impresoras 3D para los ciclos dentales, exocad y tabletas para el diseño de prótesis dentales, nuevos sillones dentales, pantallas interactivas, un acelerador Varian para Radioterapia o muñecos interactivos para que el alumnado practique la rehabilitación cardio pulmonar.

Con esta nueva dotación, que entró hoy en servicio con el arranque del curso escolar en FP, el Instituto de Fundacion Albor Cádiz se sitúa a la vanguardia de la educación en la provincia de Cádiz y de Andalucía, ya que cuenta en Jerez con el mayor campus de FP en la rama sanitaria y sociocultural, con más de 6.000 metro cuadrados para sus 600 alumnos repartidos en 7 titulaciones de Grado Medio y Superior.

La Fundación Albor Cádiz es además el primer centro de Formación Profesional en la provincia de Cádiz que consigue la Certificación de Apple Teacher. Esto supone que su profesorado está utilizando la tecnología más innovadora en la enseñanza.

El centro sigue adelante con su plan de para contar en el curso 2022-23 con el mayor campus de FP de Andalucía en su sede en Jerez, con una superficie de 10.000 metros cuadrados, 1.400 plazas ofertadas, 12 ciclos medios y superiores, así como una plantilla de 70 personas entre personal docente y no docente. Hasta entonces, la Fundación tiene previsto invertir otros dos millones de euros en dotación y ampliación de sus instalaciones.