En visita reciente, la alcaldesa, Mamen Sánchez, ha felicitado a Bodegas Páez Morilla por la nueva apuesta de la marca por la promoción de la cultura bodeguera y la historia de la empresa. La regidora ha visitado junto a los hermanos Esperanza y Antonio Páez las nuevas instalaciones equipadas por la familia para la creación de un centro de recepción enoturística, que estarán abiertas al público próximamente. La visita contó con la presencia de los delegados municipales Isabel Gallardo, Paco Camas y Ruben Pérez, junto al presidente del Consejo Regulador, Beltrán Domecq, y su director general, César Saldaña.

Este nuevo equipamiento cuenta con diferentes espacios expositivos en los que el público visitante podrá conocer la historia de la bodega, la evolución de sus productos y de su imagen, y la trayectoria de una familia que ha apostado por la innovación desde la comercialización del Vinagre de Jerez.

Este centro enoturístico ofrecerá un recorrido cultural a través de una extensa e interesante recopilación de etiquetas, fotografías, y recuerdos que la familia compartirá con toda la ciudadanía en una apuesta muy importante por crear un nuevo atractivo turístico y cultural para Jerez.

La alcaldesa ha felicitado a Bodegas Páez Morilla por este nuevo paso al frente para poner en valor el patrimonio bodeguero de la ciudad, que trasciende de la producción de productos de primer nivel, a la creación de una cultura netamente jerezana que ofrece múltiples posibilidades a nivel turístico.

La regidora ha agradecido a la entidad esta apuesta por la creación de un centro enoturístico, en el que jerezanos y visitantes podrán conocer mucho más en profundidad la historia de una marca que impulsó la comercialización del Vinagre de Jerez, gracias a la iniciativa de Antonio Páez Lobato, el ‘Rey del Vinagre’, y que también ha apostado por los vinos blancos y por las salsas balsámicas, dentro de un mercado en expansión como es el de la fusión de la gastronomía con los productos vitivinícolas.