Hace diez años Diputación diseñó un programa de Huertos Escolares promovido por su servicio de Educación Ambiental. En aquella edición inicial participaron 27 centros de la provincia de Cádiz. Una década más tarde la cifra de colegios e institutos participantes se ha cuadruplicado: en efecto, son 108 los centros que han intervenido en el curso 2018-2019. Una representación de este alumnado y profesorado en concreto de 20 centros- han celebrado la clausura de esta nueva etapa, en el marco de una jornada de convivencia celebrada en La Casa de Los Toruños (adscrito a la Junta de Andalucía).

            Una representación del profesorado participante evaluó hace una semana los resultados de esta nueva edición del programa de Huertos Escolares. El encuentro se celebró en la Casa de Los Colores, un servicio asentado en el Centro Agrícola Ganadero que Diputación gestiona en Jerez. Desde la Casa de los Colores que en el presente 2019 cumple diez años de existencia- se coordina el desarrollo del programa de huertos, se aporta asistencia técnica además de suministrar aperos de labranza, plantas, semillas y abono.

            Tras ese encuentro de evaluación han sido los alumnos los que han compartido experiencias en Los Toruños. Allí se ha emplazado un singular mercadillo en el que han expuesto una muestra de sus cosechas ecológicas: melones, pepinos, lechugas, tomates, cebollas, calabazas, fresas, judías verdes, col, rábanos Además han podido formarse, de una manera didáctica y distendida, en alguno de los nueve talleres ofrecidos: alimentos bio-saludables, juegos del huerto, arte y hortalizas, semillas, compostaje, insectos, siembras y cultivo, aromáticas, huertos verticales y maceto-huertos.

            El alumnado también ha podido conocer el trabajo de la comunidad de hortelanos de Los Toruños así como la labor divulgativa que emprenden para fomentar los valores de la agricultura ecológica. La jornada ha incluido una degustación de productos de la huerta con diferentes aliños.

            En este programa de Diputación intervienen escolares de educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato e incluso universitarios que se forman en disciplinas como Ciencias Ambientales. El servicio de Educación Ambiental, dependiente del área de Desarrollo Sostenible de la institución provincial, coordina esta iniciativa.

            La jornada ha deparado un interesante intercambio de experiencias hortelanas, así como de vivencias insólitas. Por ejemplo Teresa Chacón, profesora del colegio de infantil y primaria Nuestra Señora de los Remedios de Chiclana– contaba que hace apenas un par de meses el huerto arraigado en el centro apareció destrozado por actos vandálicos. La comunidad educativa estaba desolada, según refiere la profesora, si bien se emprendió la recuperación del cultivo con el suministro de nuevos plantones procedentes de La Casa de los Colores. En esas tareas de reparación colaboran los causantes de los daños, pertenecientes a otro centro y que fueron localizados; ahora asumen, como tareas de refuerzo educativo, la restitución del huerto.