Izquierda Unida trasladará a la Comisión de Auditoria y Transparencia la necesidad de fiscalizar la eficacia y el cumplimiento de la ordenanza reguladora de la publicidad institucional del Ayuntamiento con objeto de garantizar que cumple con el propósito para el que fue impulsada.

Domingo Pedro (IU): “Defendimos la necesidad de crear una ordenanza que regulara las arbitrariedades en el reparto de la publicidad institucional.  Ahora, con la experiencia que nos da el año y medio transcurrido desde su aprobación, consideramos imprescindible fiscalizar su cumplimiento y su eficacia para garantizar que responde al objetivo perseguido.”

Es imprescindible evaluar el funcionamiento de la ordenanza reguladora de la publicidad institucional y corregir aquello que pueda estar entrando en conflicto con el espíritu que motivó su aprobación por el Pleno. Es por ello que Izquierda Unida, impulsora de la iniciativa, pretende trasladar a la Comisión de Auditoria y Transparencia la necesidad de fiscalizar la eficacia y el cumplimiento de la citada ordenanza durante el primer año y medio transcurrido desde su aprobación.

Es la primera vez que este Ayuntamiento regulaba los criterios que debían justificar la asignación de contratos a los diferentes medios de comunicación para la difusión publicitaria de la actividad institucional. Es por ello que, teniendo en cuenta que se trata de una iniciativa pionera en nuestra ciudad, Izquierda Unida considera importante analizar su funcionamiento, ver hasta qué punto se está aplicando correctamente y garantizar que cumple con los objetivos que justificaron su aprobación.

En este sentido, a juicio de Izquierda Unida, la aprobación de la ordenanza no debe entenderse como el final de un camino sino como el principio del mismo. Es por ello que, pasado ya un tiempo prudencial desde su aprobación, toca hacer un análisis profundo del funcionamiento de este instrumento, evaluar su eficacia y corregir cuanto sea necesario para garantizar que la adjudicación de los contratos se realiza bajo unos criterios claros, ecuánimes y objetivos, evitando que ningún gobierno tenga la tentación de usar esos recursos públicos de manera arbitraria, favoreciendo a unos medios sobre otros en base a intereses ajenos al interés general.

A juicio de Domingo Pedro García, coordinador de IU en Jerez, “lo que hemos perseguido desde el principio es establecer unas reglas claras y objetivas para evitar que la publicidad institucional sea utilizada por nadie como un instrumento político. Lo que ahora toca es ver si están funcionando correctamente esas reglas y si no es así modificarlas cuanto sea necesario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.