Con apenas unos años de antigüedad, las actuales instalaciones del Centro IFAPA (Instituto Andaluz de Investigación y Formación Agraria) “Rancho de la Merced” estaban llamadas a convertirse en un referente en investigación, experimentación y formación en torno a la viticultura, la enología y los cultivos herbáceos extensivos. Más de 50 personas  llegaron a desarrollar su actividad laboral en el centro y diferentes empresas y entidades colaboraban apoyando el trabajo del mismo. Dotado con laboratorios de vendimia, lagar-bodega experimental, bodegas experimentales de vinificación de blancos y tintos y para el envejecimiento, así como el valioso banco de germoplasma de vid, la importancia de la labor que ha desempeñado este Centro IFAPA en beneficio de los sectores agrícolas, que se desarrollan en la comarca de la Campiña de Jerez y de otras comarcas andaluzas, está fuera de toda duda. No en vano, este centro, sucesor de la Granja Escuela Práctica de Agricultura Regional de Jerez creada hace más de un siglo, ha tenido una prolífica actividad de investigación, innovación y experimentación, dirigida a mejorar la competitividad y la rentabilidad de las explotaciones agrícolas.

 

Sin embargo, a día de hoy, la no sustitución de vacantes ha mermado el rendimiento del centro y su aportación al desarrollo del sector. El número de investigadores que desarrollan allí su actividad se ha visto drásticamente reducido y lo mismo ha sucedido con el número de técnicos y operarios. Y, como no podía ser de otra forma, la falta de los recursos humanos necesarios ha mermado el rendimiento de un centro que debía ser un referente indiscutible de la investigación agro-alimentaria. A ello hay que sumar que el cortijo ubicado en las casi 5 hectáreas de finca que gestiona el IFAPA en el Rancho de La Merced, en cuyo interior se custodia un patrimonio documental imprescindible para interpretar la historia del viñedo en nuestra comarca, se encuentra en un lamentable estado de deterioro.

A juicio de Raúl Ruiz-Berdejo, Portavoz del Grupo Municipal de IU, “el desarrollo de nuestro sector agro-alimentario necesita de una apuesta decidida por parte de las administraciones. En ese contexto, la reivindicación de una correcta dotación de recursos en el Centro IFAPA Rancho de La Merced es algo a lo que Jerez no puede, ni debe renunciar”.

Es por ello que IU, consciente de la importancia del Centro IFAPA ubicado en el Rancho de La Merced para el desarrollo del sector enológico y agroalimentario de nuestra comarca y de la valía de la documentación archivada en el antiguo cortijo y la posibilidad de darle un importante uso, incorporándolo al proyecto de ruta del viñedo en el que se lleva años trabajando, pretende exigir a la Junta de Andalucía que dote con los recursos humanos necesarios para el óptimo desarrollo de la actividad para la que fue concebido, que impulse la rehabilitación del antiguo cortijo situado en la finca en la que se alberga este Centro y a la redacción de un convenio a través del que se permita la incorporación de este inmueble y toda la documentación en él contenida al proyecto de rutas del viñedo en el que trabaja este Ayuntamiento y que de los pasos oportunos para recuperar, en el Centro IFAPA “Rancho de la Merced”,  el curso superior de viticultura y enología, como curso de referencia para los profesionales del sector.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.